share

lunes, 19 de septiembre de 2016

La lista definitiva de consejos de ArchDaily para futuros estudiantes de arquitectura

La lista definitiva de consejos de ArchDaily para futuros estudiantes de arquitectura

publicado por Plataforma Arquitectura


Milstein Hall de OMA en la Universidad de Cornell muestra la atmósfera dinámica de una escuela de arquitectura; ya que mientras algunos estudiantes tienen seminarios y criticas en la planta baja, otros estudiantes van por encima de ellos. La imagen © Mateo Carbone
La escuela de arquitectura. Ya has oído los mitos. Las leyendas de noches en vela e innovación, de la adicción al trabajo sin igual y el amor por la profesión. Tal vez sabes lo que quieres: resolver el gran problema de la urbanización, crear la próxima maravilla sostenible, o tal vez sólo iniciar tu propia oficina y mostrarle al mundo de la arquitectura realmente cómo se hace. Quizás no tienes ni idea de lo que quieres hacer, atraído a la arquitectura por el romance, la escala mayor a la vida. Tal vez eres un artista que quiere un trabajo cuando te gradúes. Un héroe local, que está a punto de ser lanzado en un salón de clases de los mejores, posiblemente por primera vez en tu vida. Estarás rodeado por los más brillantes en ingeniería, la resolución de problemas, la escritura, el dibujo y una serie de otras habilidades. Ansioso y excitado, estás sobre las puertas de la enseñanza de la arquitectura, con hambre de innovación y listo para compartir y aprender de los demás. Al entrar en ese primer día, te preparas para los mejores, y más difíciles, momentos de tu vida hasta ahora.
Para prepararte para la extraña bestia que es la escuela de arquitectura, arrojar luz sobre lo que es realidad y ficción, y entregarte un poco de tranquilidad, nosotros en ArchDaily hemos preparado una lista de consejos para todos los estudiantes novatos de arquitectura. No hay otro tipo de educación en el mundo como la de arquitectura, y esperamos que esta lista pueda ayudarte a prepararte para sus maravillas y desafíos únicos. Los consejos está destinados a facilitar la transición a la escuela tanto como sea posible, pero ten cuidado, nada se puede comparar a experimentar la verdadera aventura. Léelos todos a continuación.



Revisión de primer año. Imagen © Ien Boodan

APROVECHA AL MÁXIMO TU TIEMPO
La escuela es lo que hacemos de ella, por lo que haz tu mejor esfuerzo.

Haz preguntas: (lo más probable) es que nunca más estés en este tipo de entorno de aprendizaje y rodeado de tantos intelectuales, así que aprovéchalo

Aprende por tu cuenta: a pesar de que aprenderás de tus profesores y compañeros de taller, es importante enseñarte a ti mismo las cosas que no siempre se incluyen en el plan de estudios. Internet es el hogar de un hermoso y magnífico tesoro (y constantemente actualizado) de tutoriales.
Revisión de primer año. Imagen © Jeff So


Organiza y cataloga tu investigación: utiliza Mi ArchDaily. En la era digital, la información puede ser excesiva y abrumadora. Tomarse el tiempo para organizar su investigación no sólo refina los resultados, pero ayuda a desarrollar tu gusto y puede servir como una herramienta en el futuro.
Viaja: Nada se puede comparar a la experiencia de una ciudad o un edificio en persona, y se verá bien en tu curriculum vitae.
Lee todo lo que puedas: utiliza la biblioteca de tu escuela para pasar a través de revistas y libros. Sigue los RSS de tu sitio favorito.

Una charla en Brooklyn. Imagen © Ien Boodan
Visita ArchDaily en busca de inspiración: ¡Es para lo que estamos!
No tengas miedo de cuestionar a tus maestros: puede ser tentador ganar el favor de tus tutores por hacer todo lo que dicen, pero hay muchas maneras de acercarse a la arquitectura, y convertirse en un clon de otra persona no es siempre la mejor manera. Tu vas a producir una arquitectura más interesante e individual, aprendiendo de tus maestros, pero también poniéndolos en duda de vez en cuando.
Persevera: la frustración será parte de tu vida cotidiana en el taller de arquitectura. Cada año pondrá a prueba tu determinación de continuar en la profesión, pero si te gusta el trabajo, mantén la mente en el futuro.



Revisión de primer año. Imagen © Steven Lin
Se paciente: escuchar a un colega arrogante o profesor podría ser un trabajo duro, pero siempre hay algo que aprender, incluso si es sólo lo que no se debe hacer.
Crea libremente: las escuelas están ahí para abrir nuestra mente. No dejes que otros la cierren. Con frecuencia es difícil encontrar razones para algunas decisiones arquitectónicas. Sólo cree en tu voluntad. Sólo tienes cinco años de total libertad experimental.

© 

Ien Boodan

Anda a clases: aunque esto puede parecer una obviedad, a menudo los estudiantes de arquitectura se saltan las conferencias para trabajar en proyectos de taller. No sólo te estás privando de un descanso de taller y una educación completa, es la peor forma de faltar el respeto a tus profesores que han pasado tiempo preparando sus clases.
Mantente ocupado: aunque el tiempo de inactividad es raro, encuentra un problema resoluble y medible para trabajar en cuanto lo tengas. Participa en concursos o trata de resolver los problemas de tu entorno inmediato, como hacer tu taller más amigable con el medio ambiente.



Una cafetería organizada por estudiantes. Imagen © Jeff So
MANTÉN LA CORDURA Y SE SALUDABLE
La escuela de arquitectura puede ser agotadora, pero serás mucho más eficaz como estudiante en pleno funcionamiento que como un zombi con exceso de trabajo.
No seas competitivo: la escuela es sobre el aprendizaje, no se trata de superar a tus compañeros de clase. El modo de pensar mediante la comparación de tu trabajo con el de los demás en un campo creativo no sólo es absurdo, pero peligroso
Duerme un poco: no hay nada romántico o bueno de trabajar como esclavo toda la noche en un proyecto. Con un buen manejo del tiempo y trabajo duro, todas las noches en vela pueden ser evitadas. A veces, es posible encontrar que es inevitable, pero trata de no hacer un hábito de ello.



Un torneo de dodgeball organizado por estudiantes. Imagen © Jeff So
Únete a un equipo de fútbol / disco volador / croquet / baile / etc: el ejercicio y el tiempo fuera del taller le hace bien a un cuerpo. ¿Alguien quiere jugar Dodgeball?
Compra sabiamente: algunas universidades te pedirán que aparezcas con lápices, bolígrafos, escuadras, carboncillos, acuarelas, y costosos libros. La arquitectura es uno de los títulos más caros en sí mismo, por lo que cuando estés empezando, lo mejor es esperar y ver lo que vas a usar en realidad.



© Jeff So
Disfruta de cada nuevo proyecto: cada proyecto debe ser un largo momento de alegría y diversión. Cambia la mentalidad de diferenciar trabajo y vacaciones, la arquitectura debe ser simultáneamente el más grande amor y desafío en tu vida.
Mantente con energía: ten comidas completas en los momentos adecuados siempre que sea posible. Cuando no es así, asegúrate de mantener colaciones saludables disponibles: una lata de almendras y castañas de cajú, o una caja de clementinas puede salvar tu vida.



© Ien Boodan

Cocina: llévate almuerzo y cena si es que puedes. No se necesita mucho más tiempo para cocinar un poco más. Cerca de las entregas, la preparación puede ahorrar dinero y te dará tiempo extra para taller.
Haz amigos: la importancia de un sistema de apoyo, y la sencilla compañía de los demás no puede ser subestimada. No caigas en la trampa del genio solitario; podrías perder la oportunidad de amistades de por vida y, posiblemente, socios de negocios.

 
Milstein Hall de OMA en la Universidad de Cornell muestra la atmósfera dinámica de una escuela de arquitectura; ya que mientras algunos estudiantes tienen seminarios y criticas en la planta baja, otros estudiantes van por encima de ellos. La imagen © Mateo Carbone

SE UN BUEN VECINO DE TALLER
Se trata de personas que trabajarán contigo entre 4-5 años, ¡así que deja una buena impresión!
Respeta a los demás: a menos que se te haya dado permiso explícito, no toques las maquetas de otras personas y no husmees en sus cosas sobre su escritorio. Suena como sentido común, pero a veces la curiosidad puede ganarte.
Respeta el espacio: mantén le taller como un lugar para el trabajo. La escuela de arquitectura puede ser divertida, y es fácil distraerse por buenos amigos después de muchas y largas horas de trabajo. Sin embargo, deja la diversión (especialmente si es fuerte) en otras partes de la escuela donde la gente no está tratando de hacer su trabajo. Recibe las llamadas afuera y escucha música con auriculares.

El (rara vez) taller vacío. Imagen © Ien Boodan

Mantén ropa de repuesto / desodorante en tu casillero de estudio: no hay verdadero sustituto para una ducha, pero tus colegas agradecerán tu consideración.
Una lata de mentas puede ayudar mucho: pueden ayudar con todo, desde largas noches hasta el aliento de café y creación de contactos.
Dejar en claro cuando quieres trabajar: nada dice mejor, "no molestar", como una sudadera con capucha y auriculares.


© Ien Boodan
PREPÁRATE PARA EL FUTURO
Esto no sólo te ayuda a facilitar tu vida después de graduarte, también aprenderás más sobre la profesión y mejorar en la escuela.
Construye tu red de contactos: tus compañeros de clase son el recurso más importante para la colaboración. ¿Qué mejor momento para pedirles ayuda que cuando las consecuencias son la menos graves?
Mantén tus opciones abiertas: la escuela es una oportunidad para el ensayo y error. La enseñanza de la arquitectura es una de múltiples facetas, a menudo se promociona como el último título de artes liberales. Muchos de los graduados van hacia prácticas multidisciplinares: moda, diseño gráfico, diseño industrial y publicación son sólo algunas de las opciones.



Una exposición de trabajo de primer año. Imagen © Steven Lin
Construye: ofrécete como voluntario para el Hábitat para la Humanidad o intenta involucrarte con los programas que van con la experiencia. Un conjunto de dibujos en una hoja de papel no te enseñarán la belleza de una pared de ladrillo perfectamente colocada, o la elegancia de una conexión de madera. Cada vez más escuelas están adoptando talleres de diseño / construcción, donde tendrás la oportunidad de aprender más acerca de cómo construir realmente. Si tienes la oportunidad, ¡toma uno de esos talleres!
Aprende a escribir: la escritura es una habilidad invaluable en la arquitectura que está estrechamente relacionada con el éxito de la comunicación de ideas de diseño. Escribe. Edita. Repete. Una mejor articulación a menudo resulta en un proceso de diseño más claro y desarrollarás una mejor apreciación de lo que decir durante las revisiones y críticas mediante la práctica por escrito.



Una noche de poesía organizada por estudiantes. Imagen © Ien Boodan
Mantente humilde: la mayor trampa de la escuela de arquitectura es creer que son mejores que otros. Reconoce que siempre serás un estudiante en constante aprendizaje. Estás aquí para proporcionar un servicio a los demás, no vigiles celosamente tus ideas ni mires en menos a los que no entienden el "buen diseño".

martes, 23 de agosto de 2016

Un banco abierto a la ciudad

Un banco abierto a la ciudad

Cuando hace 50 años se llamo a concurso para trasladar el Banco Ciudad, en ese entonces Banco Municipal, de su sede de Suipacha y Viamonte a una nueva ubicación en Florida y Sarmiento (antes Tienda A la Ciudad de Mexico), un joven, estudio formado por los arquitectos Manteola, Petchersky, Sánchez Gómez, Santos, Solsona y Viñoly, fue el elegido con un proyecto que cambiaba el paradigma de las imágenes de los bancos de entonces, edificios que con su cascara "fortificada", daban la impresión de seguridad y fortaleza, el proyecto lo abrió, con una cascara vidriada en la primera calle peatonal de la ciudad, conservando la estructura original del edificio de la tienda de 1908.


la doble altura del nivel calle se abre hacia la calle conservándose la estructura original


Interior del Banco Municipal (1968) donde se ve el uso del ladrillo de vidrio




"Un interior con condiciones de exterior" Justo Solsona

En una buena decisión, casi 50 años mas tarde, el estudio MSGSSS arquitectos se encarga de su "restauración " y puesta en valor de un edificio que marco un hito en la arquitectura de la ciudad.
La caja vidriada toma mayor fuerza y la excelente estructura interior forma parte, aun mas, del paisaje urbano.
Inauguración 17 de agosto de 2016


ubicación

street View

lunes, 8 de agosto de 2016

Ricardo Plant Vivir y partir Soñando



Ricardo Plant Vivir y partir soñando 

Por Carlos L. Dibar
(el 1° de agosto falleció Ricardo, este es un homenaje del arquitecto Carlos Dibar)


Si tuviéramos que analizar el concepto de lo incansable en el ámbito de la creatividad, seria Ricardo Plant una de las primeras personas en que estaríamos pensando como una carrera de jornadas donde la estructura de sus células cerebrales se convierten en cuestiones referidas a la expresividad.



Ricardo es una de esas personas que vamos a extrañar aunque su presencia seguirá siendo tan fuerte que difícilmente reconozcamos su ausencia porque siempre estará dentro de los que lo conocimos y compartimos su optimismo, su energía incansable y sus razonamientos certeros y afectuosos.
Ricardo ejercitaba constantemente el acto de mirar, desde lo analítico de la subjetividad en un escenario en el que cuestionaba y luego resolvía de manera conceptual Sus obras de tan distintas representaciones nos remontan innegablemente al camino de los sueños, sus manifestaciones son como la memoria, como el deambular neuronal con su propia percepción del tiempo, como la construcción de lo imaginario y el predominio de lo mental sobre lo físico siempre logrando la alternidad.
En conjunto Plant siempre nos invita a pensar en la complejidad, tantas veces irresoluble, de la relación entre lo que es y lo que puede ser de otra forma, la fragilidad de los asuntos de este mundo y los acontecimientos impredecibles que lo subvierten todo. En el aspecto ontológico siempre está indagando entre la universalidad del ser y las marcas geográficas internacionales sin descuidar el concepto latinoamericano y regional de un artista polifacético, un realizador que tiene “el sueño de la imaginación de todos los tiempos” al decir de Pasolini, “como una experiencia lingüística de investigación devenida en una experiencia filosófica"-

Todo esto y mas hace este artista con una obra -que mas allá de la arquitectura donde maneja los espacios y su conjunción con genialidad- un cumulo de signos, rostros y palabras que están sostenidas por su lógica interna y personal que traspone las fronteras de lo material, porque Ricardo trabaja con los vínculos emocionales y las estructuras arquetípicas que van mas allá de lo mundano y del inconsciente colectivo, porque mejor que nadie él sabe y conoce que los hechos sincronísticos de Karl Jung están enlazados en las estrellas que conforman este cosmos heterogéneo e infinito con una perfección inalcanzable que contrasta con los ritos, la existencia y la realidad del folclore y lo sagrado.
Ricardo nos has dejado además de un buen recuerdo y una ausencia difícil de superar, una ejemplar afabilidad de alguien que nunca “compró hecho” todo lo reinventaste siempre te seguiremos esperando hasta reencontranos.



CD


sábado, 9 de julio de 2016

El mensaje completo del Papa por el Bicentenario de la Independencia




El mensaje completo del Papa por el Bicentenario de la Independencia


Querido hermano:

En vísperas de la celebración del bicentenario de la independencia quiero hacer llegar un cordial saludo, a vos, a los hermanos Obispos, a las Autoridades nacionales y a todo el Pueblo argentino. Deseo que esta celebración nos haga más fuertes en el camino emprendido por nuestros mayores hace ya doscientos años. Con tales augurios expreso a todos los argentinos mi cercanía y la seguridad de mi oración.

De manera especial quiero estar cerca de los que más sufren: los enfermos, los que viven en la indigencia, los presos, los que se sienten solos, los que no tienen trabajo y pasan todo tipo de necesidad, los que son o fueron víctimas de la trata, del comercio humano y explotación de personas, los menores víctimas de abuso y tantos jóvenes que sufren el flagelo de la droga. Todos ellos llevan el duro peso de situaciones, muchas veces límite. Son los hijos más llagados de la Patria.
Sí, hijos de la Patria. En la escuela nos enseñaban a hablar de la Madre Patria, a amar a la Madre Patria. Aquí precisamente se enraiza el sentido patriótico de pertenencia: en el amor a la Madre Patria. Los argentinos usamos una expresión, atrevida y pintoresca a la vez, cuando nos referimos a personas inescrupulosas: "éste es capaz hasta de vender a la madre"; pero sabemos y sentimos hondamente en el corazón que a la Madre no se la vende, no se la puede vender... y tampoco a la Madre Patria.

Celebramos doscientos años de camino de una Patria que, en sus deseos y ansias de hermandad, se proyecta más allá de los límites del país: hacia la Patria Grande, la que soñaron San Martin y Bolívar. Esta realidad nos une en una familia de horizontes amplios y lealtad de hermanos. Por esa Patria Grande también rezamos hoy en nuestra celebración: que el Señor la cuide, la haga fuerte, más hermana y la defienda de todo tipo de colonizaciones.
Con estos doscientos años de respaldo se nos pide seguir caminando, mirar hacia adelante. Para lograrlo pienso -de manera especial- en los ancianos y en los jóvenes, y siento la necesidad de pedirles ayuda para continuar andando nuestro destino. 

A los ancianos, los "memoriosos" de la historia, les pido que, sobreponiéndose a esta "cultura del descarte" que mundialmente se nos impone, se animen a soñar. Necesitamos de sus sueños , fuente de inspiración. 

A los jóvenes les pido que no jubilen su existencia en el quietismo burocrático en el que los arrinconan tantas propuestas carentes de ilusión y heroísmo. Estoy convencido de que nuestra Patria necesita hacer viva la profecía de Joel (cf. Jl 4, 1). Sólo si nuestros abuelos se animan a soñar y nuestros jóvenes a profetizar cosas grandes, la Patria podrá ser libre. Necesitamos de abuelos soñadores que empujen y de jóvenes que -inspirados en esos mismos sueños- corran hacia adelante con la creatividad de la profecía.

Querido hermano pido a Dios, nuestro Padre y Señor, que bendiga nuestra Patria, nos bendiga a todos nosotros; y a la Virgen de Lujan que, como madre, nos cuide en nuestro camino. Y, por favor, no te olvides de rezar por mí.

Fraternalmente
Francisco


Vídeo El mensaje del Papa por el 9 de julio


martes, 31 de mayo de 2016

Mar Adentro por Miguel Ángel Aragonés




Mar Adentro por Miguel Ángel Aragonés
publicado por AASArchitecture




Foto © Joe Fletcher

La primera vez que visité esta propiedad y tomó en el desierto y lo diáfano, el agua corriendo lo largo de una línea horizontal en el fondo, me sentí la enorme unidad de agua bajo un sol abrasador.

Foto © Joe Fletcher

Este pedazo de tierra, que se encuentra en medio de un litoral salpicado de "All Inclusive", tendría que ser transformado en una caja que contenía su propio mar -prácticamente su propio aire da la feliz circunstancia de que el universo había creado un desierto unió al mar a lo largo de una línea horizontal. Era el más puro paisaje, más minimalista un horizonte podría haber dibujado.

Foto © Joe Fletcher

A uno y otro lado, este paisaje de ensueño chocó con lo que los humanos consideran que es estética y construir y bautizar como la arquitectura. Quería llamar a mi propia versión, aparte del resto. Creo que la mayor virtud de la arquitectura es la generación de sensaciones a través del espacio en una serie de planos que se encuentran dentro del ámbito de la sensibilidad.

Foto © Joe Fletcher

Creo que esta capacidad se vuelve aún mayor cuando su entorno le permiten fundirse con ellos, formando así parte de su propio espacio; en este sentido, que quería tomar ese horizonte y lo pongo en el primer plano. El agua es un evento que bordea todo el proyecto; todos los volúmenes se abren hacia el mar y dan la espalda a la ciudad, que es todo lo que queda de los alrededores originales, agobiados por el ruido

.

Foto © Joe Fletcher

Mar Adentro es una especie de Medina que se abre hacia el mar. Cada volumen contiene flotantes interiores que forman, a su vez, universos independientes. Cada habitación contiene visualmente un pedazo de mar; nadie puede resistir mirando a cabo en ella. Durante mucho tiempo, he sentido que la construcción ha dejado de evolucionar a la par con otras actividades: el automóvil, por ejemplo, dentro de cien años pasó de ser un carro a lo que conocemos hoy en día.

Foto © Joe Fletcher

Y sin embargo, cuando miro hacia atrás en el Pabellón de Mies Van Der Roe, que es, en esencia, muy similar a lo que vemos hoy en día en la arquitectura, aunque transgredido un poco quizás a través de la involución. Vemos innecesariamente complicado, pero las estructuras relativamente no complejos repartidos por todo el mundo.


Foto © Joe Fletcher

Hay algunas propuestas arriesgadas que forman parte del panorama actual nos referimos como moderno o contemporáneo, pero no han sido muy evolutivo. Cada habitación fue construida en una fábrica. Poliform era nuestro aliado.
Foto © Joe Fletcher

Construimos toda la estructura interior y lo enviamos en cajas a través del mar a su destino, donde fue montado en el lugar por manos locales. En cuestión de días, la primera habitación estaba lista, de una calidad sujetos a la tiranía de una máquina y la sabiduría de las manos dedicados a lo largo de toda la vida a la construcción.


Foto © Joe Fletcher

No había espacio para la improvisación, y sin embargo, la habitación estaba hecha con la inteligencia, la imaginación y dedicación. Aprendí de los fabricantes alemanes e italianos lo que a veces no intuir de las escuelas o libros a lo largo de muchos años. Nuestro proyecto puede construirse enteramente a través de este proceso, empleando un módulo cuya versatilidad permite que se divide o se añade a, convirtiéndose así en autónomo o dependiente de otra estructura.

Foto © Joe Fletcher

Nuestro módulo principal, por ejemplo, es una especie de altillo dividido por la mitad con el fin de crear dos habitaciones, tan simple como eso. En resumen, el módulo es un apartamento de dos, tres, o cuatro dormitorios; una casa se puede formar mediante la adición en dos o cuatro módulos más. Lo importante es la versatilidad de esta estructura, que puede ser del todo-fábrica de hecho luego levantó en el sitio de una manera amistosa. Fuente de Miguel Ángel Aragonés.

Foto © Joe Fletcher
Lugar: San José Del Cabo, México
Equipo de proyecto: Juan Vidaña, Pedro Amador, Tadeo López, Rafael Aragonés, Alba Ortega
Colaboradores: Antonino Trinidad, Ana Aragonés, Fernanda Kurth, Manuel de la O., Diego Amador, Axel Hernández
Ingeniería estructural: José Nolasco
Construcción: Jorge Flores, José Torres
Jefes de Trabajo Trabajo: Severiano Torres, Roberto Torres
Materiales: hormigón, acero, travertino
Iluminación: Taller Aragonés, Ilumileds
Acristalamiento y correderas de Windows: Taller Aragones, Javier Rivero
Cortinas enrollables externos: Deko grupo de sistema (System Model Italia)
Armarios y vestidores: Poliform
Interior Muebles: Poliform
Muebles Exterior: Exteta
Sistemas de Agua: Swimquip
Sistema inteligente: control 4.
Ingeniería especial: Servicios de Alta Tecnología
Cocina: San-Son
Superficie total: 47,082.00 Metros
Superficie descubierta: 26,454.77 Metros
Año: 2016
Fotografías: Joe Fletcher , cortesía de Miguel Ángel Aragonés
Foto © Joe Fletcher

Foto © Joe Fletcher

Foto © Joe Fletcher

Foto © Joe Fletcher


Foto © Joe Fletcher

Foto © Joe Fletcher

Foto © Joe Fletcher
Foto © Joe Fletcher


Foto © Joe Fletcher


Foto © Joe Fletcher


Foto © Joe Fletcher


Foto © Joe Fletcher


Plan de nivel 01 Piso


Plan de nivel 02 Piso


Plan de nivel 03 Piso


Plan de nivel 04 Piso

SecciónSección